Sonia Haumonté

Chef pastelera, propietaria de la “Pâtisserie Vaniyé”, en Parnell, Nueva Zelanda y “Brand Ambassador” de Les vergers Boiron

Sonia Haumonté nació entre fogones, sus padres tenían varios restaurantes.  De adolescente  trabajo en la empresa familiar y aprendió que “lavar los vasos correctamente, es tan importante como cocinar”. Su pasión por la alta cocina y la pastelería es instintiva y metódica. Para forjar su vocación estudió idiomas en su país de origen: Nueva Zelanda, antes de trasladarse a París en 2003. Allí estudió pastelería francesa en “Le Cordon Bleu” y fue aprendiz en una pequeña pastelería de barrio parisina.

“Para mi fue la mejor experiencia para prepararme al mundo, tan competitivo, de la pastelería francesa, en el que hay que luchar para trabajar con los mejores chefs en los establecimientos más prestigiosos”.

Su determinación le permitió trabajar en restaurantes con estrellas Michelin, entre ellos “Laurent  - Campos Elíseos” y “Le Pur” en el “Park Hyatt Paris-Vendôme Palace Hotel”, con el gran chef pastelero Jean-François Foucher.

"Fue el mejor mentor que hubiera podido imaginarme y, hoy en día, sigue siendo una inspiración para mi. Me enseñó las habilidades y las técnicas de la pastelería fina, pero también el respeto por los ingredientes, el poder de la imaginación y algo que es importantísimo en los postres creativos: que atraigan todos los sentidos, desde la belleza visual hasta la calidad en los sabores y las texturas”.

Con el fin de perfeccionar sus capacidades empresariales, Sonia realizó un MBA en gestión hostelera internacional en una de las facultades más prestigiosas de París, la ESSEC-IMHI; mientras que, en paralelo, trabajaba en Disneylandia Paris, encargándose del desarrollo estratégico de productos y conceptos, para todos sus puntos de venta de alimentos y bebidas, en sus parques y hoteles.

 

Después regresó a su país natal y fundo la “Vaniyé Patisserie”, en Parnell, uno de los barrios más lujosos de Auckland. Sonia sigue siendo una "aventurera gastronómica", busca ideas nuevas constantemente y fuerza las fronteras de la creatividad, desafiando las convenciones, para ofrecer a sus clientes “nuevas experiencias que cautiven sus sentidos, conduciéndoles a un viaje culinario y abriéndoles nuevos horizontes”. Su “boutique”, cuyo diseño es contemporáneo, elegante y minimalista, busca - como ella dice – “transportar el sex appeal de las pastelerías francesas modernas, a Nueva Zelanda”.

 

Para mas información sobre Sonia Haumonté:  https://www.foodshow.co.nz/past-shows/auckland-2015/partners/sonia-haumonte/ y vea sus imágenes en Instagram y Facebook.

Universo